Godofredo de Miramonte y su fiel siervo Delcojón el Bribón se encuentran atascados en el túnel temporal cuando, de repente, son enviados a 1794 y aterrizan en plena Revolución francesa. Allí descubren que los revolucionarios descendientes de Delcojón han confiscado el castillo y las pertenencias de la arrogante familia de Miramonte, unos aristócratas engreídos que están en peligro de muerte.

De esta forma, Godofredo y Delcojón tendrán que sobrevivir en esa época de terror y cambios sociopolíticos mientras ayudan a sus descendientes e intentan evitar los efectos secundarios de viajar a través del tiempo.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *